top of page

María Mercedes Carranza, a partir de sí misma, en la Biblioteca Nacional de Colombia

‘El oficio de vestirse’ presenta aspectos personales de María Mercedes Carranza, como conmemoración a los 20 años de su muerte.

En este sillón escribía sus poemas María Mercedes Carranza. /Diego Guerrero-ARTERIA
En este sillón escribía sus poemas María Mercedes Carranza. /Diego Guerrero-ARTERIA

‘El oficio de vestirse’ es una exposición que conmemora los veinte años de la muerte de María Mercedes Carranza (Bogotá, 24 de mayo de 1945-11 de julio de 2003), inicialmente realizada el año pasado para la Universidad de los Andes.


La exposición fue adaptada al salón central de la Biblioteca Nacional de Colombia, mediante un recorrido que muestra objetos personales de la poeta, junto a poemas de distintas épocas de su vida.


Espejo de la infancia y el teléfono desde el que solía llamar en las noches a sus amigos. /Diego Guerrero- ARTERIA
Espejo de la infancia y el teléfono desde el que solía llamar en las noches a sus amigos. /Diego Guerrero- ARTERIA

Unos hablan de las etapas de la vida, otros de lo cotidiano y otros de la impotencia de vivir en  un país donde no solo el internet no funciona sino en el que también asesinaron a Galán y secuestraron y dejaron morir a su hermano. Al final, plantea un recorrido por la vida privada y pública de Carranza de una forma circular que permite verla muy humana.


Es un viaje segmentado por poemas que cuelgan de la pared que marcan momentos de su vida, como Juventud bien ida seas, y, para quienes tomen el esoterismo en serio, está puesta su carta astral. También se ven sus procesos de escritura, la búsqueda de la palabra exacta para sus poemas.


Es un contraste entre lo íntimo y lo que expresaba en público sin separarlos, sino más bien mostrando lo que tenía en común: cómo lo de adentro llevaba a ser expresado en la poesía y en su vida social y política; cómo lo de afuera impactaba en el pensamiento interior.


Entonces un espejo de la infancia, un teléfono con el que llamaba a sus amigos a altas horas de la noche o el sillón que de tanto sentarse en él a escribir conserva la forma de su cuerpo hacen juego con las fotos de sus amigas y amigos (Darío Jaramillo, Gloria Luz Gutiérrez, Carmen Barba, Mario Rivero…), una intervención para la Constituyente del 91 (participó por el M-19).


La exposición ofrece visitas guiadas  e interacción /Diego Guerrero-Arteria
La exposición ofrece visitas guiadas e interacción /Diego Guerrero-Arteria

Todo ello ayuda a comprender un poco mejor lo que le interesaba en la vida; que una poeta es más que eso, es también una mujer, una persona con pensamiento político. Resulta curiosa una foto con Arturo Alape que tiene una exposición en la sala contigua.


Lo cierto es que en un país que unos llaman “de poetas”, María Mercedes Carranza resulta un nombre tan mítico para los entendidos, como desconocido para quienes no hacen parte de ese mundo. Pero alguien con mediano interés podrá disfrutar sin duda el viaje al interior de esta mujer.


Luego podrá acercarse a las mesas centrales donde hay sellos con frases de sus poemas y armar el suyo a su gusto.  Vale decir que la Biblioteca Nacional ofrece visitas guiadas. Entrar en el mundo de un ser humano es algo complejo y una buena guía siempre ayuda.


Biblioteca Nacional de Colombia, Calle 23 #5-60, Bogotá.



  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • YouTube
  • TikTok
bottom of page