El tío Antonio

Antonio, Jaime, Camilo.


Por Camilo Vásquez

A mi me encantaba hablar con Antonio.

Es raro hablar de Antonio. Hace muchos años cuando era estudiante en la universidad escribí sobre Antonio. Hoy intentaré volver a escribir algo sobre él.

En mi libro Antonio fue un gran artista pero debo confesar que de arte poco sé. En mi libro Antonio es mi tío.

Antonio abrió camino y me invito muchas veces a caminar con él. Muchos hablarán del arte y de la vida de Antonio.

Hoy debo recordar la muerte y lo que viví con Antonio.


Los Caro de mi abuelo José Antonio.

Antonio era hijo de mi abuelo materno José Antonio Caro. Antonio tuvo tres sobrinos.

Está mi prima Hojita Caro, hija de mi tía Gloria, y estábamos mi hermana Ana Gabriela y yo, hijos de María Teresa, su medio hermana.


Antonio me acompañó cuando mi hermana murió hace ya casi 16 años. Cargamos juntos el cajón. Caminó conmigo esos pasos largos.

Antonio me acompañó también cuando mi padre murió de tristeza y un corazón roto hace 10 años. Cargamos juntos el cajón. De nuevo Antonio caminó conmigo esos pasos largos.


Jaime no era solo mi padre, también era el primo grande de Antonio y su gran amigo de toda la vida. Creo que a Antonio mi padre le hizo muchos falta.


En el laberinto de los Caro, yo soy Vásquez pero doblemente Caro. Hace unos días estuve en un entierro y Antonio no estuvo a mi lado para ayudarme a cargar el cajón, Antonio estaba en el cajón. Caminé con otros esos pasos largos.


Despido al tío.

Le rindo homenaje.

Desde acá lo recordaré mucho.