‘La noche oscura y los días de oro’: ‘performance’ hace lectura ‘queer’ de la obra de David Manzur 

En total 28 modelos ‘queer’ y el trabajo de seis diseñadores de vestuario, proponen una reflexión sobre la obra de David Manzur, este viernes 24. 

Nuevo: VER VIDEO

Enero 24 de 2020

Actulizado: Enero 29 de 2020

ACTUALIZACIÓN

Lleno total en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (Mambo), durante la presentación del performance-desfile queer ‘La noche oscura y los días de oro’, organizado por el área de educación del Mambo.

El evento tomó como punto de partida la exposición ‘David Manzur, el oficio de la pintura’ que muestra un recorrido por distintas etapas del famoso pintor colombiano. La presentación buscó mostrar distintas escenas inspiradas en cuadros del artista caldense.

El vestuario de los 28 modelos fue diseñado por Colectivo Sin Nombre, Ana Barragán, diseñadora de accesorios; Bling Bling Trash, Samir Elneser, Fabián Rodríguez y Christian Julián Cotera.

 

La presentación se realizó en todos los pisos del Mambo y en el exterior con música de la dj peruana Ana Izquierdo de fondo. El evento terminó en una suerte de fiesta en la que asistentes se lanzaron a bailar.

----------------------------------------------

Enero 24 de 2020

En el marco de la muestra ‘El oficio de la pintura’ expuesta en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (Mambo), que rinde homenaje a los 70 años de obra de David Manzur, se realizará este viernes a las seis de la tarde, el performance-desfile ‘La noche oscura y los días de oro’, por iniciativa del museo.

 

Es una propuesta conjunta del Kuir Bogotá Fest y el Mambo, con el apoyo del Instituto Distrital de las Artes (Idartes). Esta única presentación de la performance tiene una duración de dos horas y media, y es con entrada gratuita. 

Este es un proyecto de intervención de la obra de Manzur dirigido por Paul Sebastián Mesa, quien fue invitado por Lyda Vásquez, a cargo del área de Educación del museo. Mesa convocó a 28 modelos y a diseñadores como el Colectivo Sin Nombre, Ana Barragán, diseñadora de accesorios; Bling Bling Trash, Samir Elneser, Fabián Rodríguez y Christian Julián Cotera) y la propuesta sonora de Ana Izquierdo, artista peruana, para una performance que busca modificar el formato de desfile de moda.

En esta puesta en escena Mesa –dice– retoma elementos de la obra de Manzur como la construcción de subjetividad y corporalidad, y las imágenes de dolor, martirio, enfermedad, soledad, éxtasis místico y lo espiritual del Siglo de Oro español. Esto, según Mesa, por ser temas que afectan la cotidianidad todavía en la contemporaneidad.

El diseño coreográfico busca poner en escena estos diálogos donde se podrían pensar las relaciones entre el Siglo del Oro español, explica Mesa. También “propiciar una reflexión acerca de la subjetividad disidente o queer, en la actualidad.” afirma el director. Los modelos seleccionados tienen corporalidades no normativas y muchos de ellos están en tránsito, son disidentes de género y sexo. 

Durante cuatro meses, cuenta Mesa, trabajó como curador y coaching de los diseñadores y modelos, a quienes invitó a un ciclo de talleres en los cuales se dialogó con los curadores e investigadores de arte colonial en Colombia Jaime Borja, Sigrid Castañeda, Suely Rolnik y Viviana Arce.  También invitó a artistas como María Clara Figueroa, María Angélica Madero, Tatiana Benavides, Jean Amaya y ‘Las Tupamaras’. 

“Este es el segundo proyecto de intervención que hago en el Mambo. El interés de hacer el trabajo con estos modelos, drag queens, bailarines y migrantes venezolanos elegidos es podernos sentar desde otro lugar.

En este caso, lo que hago es guiar a los modelos como director y coreógrafo, hacerlos pensar que no son modelos, no son actores, no son bailarines, sino que vamos a pensar la relación de la performance en el espacio” explica Mesa sobre el proceso de producción de la obra.

La performance comienza con una imagen que hace referencia a la virgen meditante. Esta se refiere al momento en que tras la anunciación, María dice lo que le pasó, pero nadie le cree. Según esa historia, para demostrar que tiene un hijo divino, al siguiente día va a tomar veneno y si sobrevive es porque su hijo sí es el hijo de Dios. Así pasa la noche reflexionando sobre esa prueba y por esto es llamada ‘la noche oscura’.  

La última imagen que construyen todos los modelos hace referencia al ángel que le habla al oído a San Mateo, sobre la divinidad, pero también le advierte que él va a ser asesinado y se va a convertir en mártir por la convicción de su voluntad y de su fe. Aun así, San Mateo se levanta con la convicción de hacerse santo, estos son ‘los días de oro’, lo que para Mesa es una referencia  hacia la subjetividad queer.  

Sobre la propuesta sonora de la artista peruana Ana Izquierdo, Mesa dice:  

“Ana extrajo de la exposición de Manzur el tono no religioso, pero si ético, tomando sonidos que provienen de la música sacra, pasa a la tradición que nos ha perpetuado, que es la cumbia; se activa o comienza a traducirse y convoca el reguetón como ritmos reclamantes del legado colonial sobre el cuerpo y la corporalidad, y, finalmente hace una mezcla que se va a hacer el día del evento en vivo”. 

Afiliado

Copyright © 2019 Periódico Arteria. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de sus contenidos, así como la traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. www.periodicoarteria.com. Pet friendly