Johana Moscoso mezcló baile y escultura

Johana Moscoso, artista colombiana radicada en EE.UU., mezcló el baile y la cerámica para crear la serie ‘Machera Floors’, que se exhibe en la galería Clough-Hanson, en la universidad Rhodes College, en Memphis.

Octubre 5 de 2019

Mi acento en inglés es muy fuerte. Apenas uno abre la boca se dan cuenta de que es inmigrante. Se nota todo el tiempo, siempre está presente en mí”, dice la artista colombiana Johana Moscoso antes de hablar sobre su más reciente trabajo, ‘Machera Floors’, resultado de la beca ‘Foundation for Contemporary Arts Emergency Grant’ y la residencia ‘Kohler Arts and Industry Artist in Residency’.

Ser inmigrante en Estados Unidos, país al que se trasladó en 2007, ha hecho que la artista bogotana incluya, sin dudarlo, parte de su vida en sus obras. Por eso, cuando se postuló a la convocatoria de la fábrica Kohler, presentó una propuesta de cumbia colombiana y escultura.

“Kohler hace cerámica para el hogar y tienen un programa de residencias.  Allí creé con cerámica líquida unas baldosas a gran escala, hechas con moldes que tiene la fábrica y que no se habían usado en años, y luego bailé sobre ellas sin haberlas cocido aún”, cuenta Moscoso sobre ‘Machera Floors’, proyecto que desarrolló durante su residencia en esta fábrica y que se puede ver hasta el 12 de octubre en la galería Clough-Hanson, en la universidad Rhodes College, en Memphis.

Tras haber puesto en práctica la coreografía a ritmo de cumbia y salsa que diseñó para la obra, en la que participó una compañera, las baldosas húmedas, impresas con rastros hechos por los tacones de las bailarinas, fueron esmaltadas, cocidas y ensambladas de forma tal que parecieran formar una pista de baile.

“Las impresiones indelebles en ‘Machera Floors’ encarnan la historia de migración, que debe ser recordada y contada de nuevo en un país que tiende a pasar por alto la cultura creada por las poblaciones inmigrantes”, explica Moscoso.

El baile hecho sobre la obra fue rescatado en un video que se expone en la galería junto a las esculturas. “Bailar se volvió como algo natural en mi práctica. Yo crecí en Bogotá con una familia que ama bailar y en cada reunión había rumba. Acá en Estados Unidos estoy prácticamente sola con mi esposo, así que la música latina se volvió un sistema de supervivencia”, señala Moscoso.

La artista cuenta que empezó a involucrar el baile en su práctica cuando vivió en Chicago y dictó clases de español (previamente había hecho algunos experimentos de performance en una residencia que realizó en la misma ciudad).

“Allí conocí a varias maestras colombianas que habían aprendido a bailar en Colombia. Luego, me salió la oportunidad de hacer un performance y quise incluir el baile. Fue allí donde comenzó el proyecto ‘Machera Series’”, cuenta Moscoso.

La bogotana aclara que ni ella ni las personas que la suelen acompañar en los bailes son profesionales. “Nosotros no somos profesionales. Uno en Bogotá baila estándar, nada espectacular, pero se volvió un proyecto importante. Bailar es algo nostálgico de Colombia”, dice.

En su práctica, el dibujo también es relevante y está fuertemente ligado al mismo baile, según la artista. “Cuando bailas creas un dibujo y la mayoría de los ‘performers’ revelan un dibujo al final del performance, creado con los movimientos que se realizaron”, explica Moscoso.

Sobre el uso de la palabra ‘machera’, la artista dice que le gusta por su ambigüedad y sus múltiples significados. “Machera se pierde en la traducción y eso me gusta. Puede referirse a algo chévere, pero según la Real Academia de la Lengua Española se refiere a criadero de alcornoques; alcornoque es cork en inglés, que quiere decir ignorante”, explica Moscoso.

La artista también usó esta palabra porque dice, tiene que ver con los roles de género, pues se deriva de la palabra ‘macho’. “Los roles de género en la salsa están muy definidos: hay un líder y una persona que lo sigue. En Colombia, por ejemplo, es el hombre el que invita a bailar. Entonces, cuando empecé a hacer los proyectos, solo quería que participaran mujeres y que se sintieran empoderadas sin la necesidad de un ‘lider’”, comenta la artista.

En noviembre, Moscoso exhibirá parte de este proyecto, compuesto por cerca de diez esculturas, en Pensilvania (EE.UU).

Afiliado

Copyright © 2019 Periódico Arteria. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de sus contenidos, así como la traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. www.periodicoarteria.com. Pet friendly