Cristián Salineros muestra dibujos en formatos no convencionales

El artista chileno, Cristián Salineros, exhibe una obra de gran formato creada para el espacio del primer piso de NC-arte y fotografías y esculturas en el segundo  piso.

Noviembre 25 de 2019

Cuando la mayoría de personas pensamos en materiales para hacer un dibujo, no consideramos el excremento de los pájaros o las jaulas para retener las aves, pero Cristián Salineros vio más allá de lo evidente. El artista chileno combinó su pasión por las aves con el arte para crear un dibujo que abarca la mayor parte del primer piso de NC-arte, el cual toma forma cuando se ve la escultura que creó desde arriba.

Son 34 jaulas de pájaros que están interconectadas, "generando una especie de red de comunicación interna entre los espacios, atendiendo un poco a esta lógica de las políticas espaciales y cómo ellas son diseñadas para controlar ciertas actitudes o actividades", explica Salineros sobre la pieza Órdenes sistémicos, la cual creó específicamente para el espacio del primer piso de NC-arte.

Salineros creó a partir de 118 piezas metálicas de baja densidad una escultura de gran formato, la cual está suspendida sobre el suelo, sostenida del techo por cables metálicos a poco más de un metro de altura.

"Quisimos instalarla a esta altura porque nos gustaba la idea de ponerla a la altura de la vista de cada uno porque es, de alguna manera, la posibilidad o la fantasía de sentirse dentro de la pieza, de estar dentro de la jaula", explica Salineros sobre la pieza.

A partir de intervenir los espacios con su obra, Salineros plantea metáforas sobre cómo los diferentes espacios condicionan los comportamientos de los seres vivos, no sólo por las características físicas del espacio, sino también por conceptos ligados a ellos.

"Por ejemplo, tú no te comportas igual en un cine, en una iglesia o en un estadio de fútbol. En el momento en que entras, te sometes al espacio y tu comportamiento cambia a propósito de las reglas que se proponen, sean en términos ideológicos o conceptuales", añade Salineros.

La obra es un dibujo suspendido en el espacio y en la medida en que el espectador se mueve por la instalación, la estructura produce efectos visuales como de imágenes en movimiento. Salineros procuró llenar el espacio con su obra, pero de tal manera que el espacio y lo que pasa por él pueda llenar la obra también.

"El dibujo está inspirado en la sala, literalmente atravesado por algunos de los pilares. El tránsito por la obra está sugerido. La gente decide si quiere o no hacerlo. A veces las obras de arte intimidan. No he querido dejar específicamente un espacio para entrar, aunque sugiero el ingreso desde la formalidad de la obra", dice Salineros, al respecto de las relaciones espaciales que busca crear con el espectador y el espacio.

En el segundo piso, Salineros muestra fotografías de la serie 'Migraciones', instantáneas que creó a partir del excremento que cae de las jaulas de las aves.

El artista explica que las aves de cautiverio suelen hacer la mayoría de sus deposiciones mientras comen y beben. Entonces, a partir de crear un comedero para las aves con la forma de Sur América, consiguió emular el croquis del continente con el excremento que cayó alrededor del comedero. A partir de esta imagen realizó detalles que dan cuenta del lugar de partida de cuatro especies de aves que migran a Norte América.

También en el segundo piso, Salineros exhibe esculturas de la serie 'Ovo error', las cuales creó a partir de una técnica especializada para hacer moldes, llamada cáscara cerámica.

 

Salineros notó que al cocer los huevos de gallina por más tiempo del necesario la cáscara se rompe y parte del contenido se cocina en el exterior del huevo, pero adherido a él.

"Se pone el huevo sobre un soporte hueco por dentro, luego se le añade este polvo cerámico, que es casi como una harina, y se va adhiriendo en varias capas, hasta que tiene un espesor de un milímetro. Luego, a través del soporte quemamos toda la materia orgánica en el interior y sólo queda la cáscara cerámica", explica Salineros sobre el proceso.

 

Sobre esta cáscara de cerámica se vierte el bronce y se lleva a cabo el proceso normal de fundición, con el cual Salineros crea estas culturas únicas e irrepetibles, a partir de las azarosas figuras que crea el huevo cuando es cocido más de lo debido.

Todas estas manifestaciones artísticas están ligadas a la fijación que tiene Salineros por cómo los espacios determinan los comportamientos, pero también en el rango de posibilidades imprevisibles que en efecto ocurren dentro de los espacios que crea, los cuales ha llenado en otras ocasiones de pájaros que en efecto habitan las jaulas que son sus obras.

"Se trata de pequeños acontecimientos que ocurren por fuera de mi control. Lo que yo hago es convertirme en el 'Estado', en el sentido que yo entrego un espacio determinado para que ahí se produzcan ciertos comportamientos, pero los comportamientos y el producto que eso arroja yo no los puedo controlar", concluye el artista sobre sus creaciones.

Afiliado

Copyright © 2019 Periódico Arteria. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de sus contenidos, así como la traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. www.periodicoarteria.com.