La Decanatura habla de la falsa idea de progreso, en el Premio Luis Caballero

Con el proyecto 'De la mula al avión', el colectivo La Decanatura, compuesto por Diego Piñeros y Elkin Calderón, pone en evidencia el intento de modernidad que hubo en Colombia.

Diciembre 3 de 2019

La historia del piloto Giovanni Bordé, quien en los años 80 sacó del río Vaupés un avión DC-3 que estaba suemergido a veinte metros de profundidad, fue el punto de partida para el proyecto ‘De la mula al avión’, que el colectivo La Decanatura presenta hasta el 8 de diciembre, en el Monumento a Los Héroes, en Bogotá, como parte de la décima edición del Premio Luis Caballero.

 

"Cuando descubrimos su historia empezamos a investigar y encontramos que en Villavicencio hay más aviones DC-3 que en toda Europa y nos preguntamos a qué se debía eso. La Orinoquia es una zona totalmente abandonada, no hay carreteras ni aeropuertos, solo hay unos potreros de barro a los que solo podían llegar estos aviones hechos casi que para la guerra. Nos pareció chévere trabajar con esto como objeto político", dice Diego Piñeros, miembro del colectivo junto a Elkin Calderón.

 

Luego de empezar a investigar sobre estos aviones, La Decanatura hizo el video Centro Espacial Satelital de Colombia (2015) -actualmente se está presentando en México y el otro año estará en Canadá-, con el que participaron en el festival Videobrasil y ganaron una residencia de Pro Helvetia en Suiza (2017), en donde empezaron a desarrollar ‘De la mula al avión’, partiendo de la visión de la evolución que tenía el arquitecto Le Corbusier sobre el transporte en Colombia.

 

"Cuando él vino, le preguntaron qué opinaba de Bogotá y dijo que todo era horrible. Luego le preguntaron por el transporte y dijo que nunca desarrollamos de manera adecuada ni las carreteras ni los trenes, ni el transporte fluvial y que habíamos pasado directamente de la mula al avión. Eso cerraba mucho lo que queríamos hacer", cuenta Piñeros.

 

Esta idea, que Le Corbusier plasmó en un dibujo que tituló De la mula al avión, es la que le dio forma a este proyecto finalista del Premio Luis Caballero (son el primer colectivo en ser nominado). Allí, el dúo hace uso del avión DC-3 para poner en evidencia los contrastes entre Colombia y otros países en los que se encuentran estos aviones y cuestionar el intento de proyecto moderno, industrial y tecnológico en el país.

 

En la exposición que ocupa los cinco pisos del Monumento a Los Héroes y que está planteada como un recorrido que "empieza en la tierra y termina en el cielo", como explica Piñeros, el público se va a encontrar con el contraste de una mula de mimbre, construida por La Decanatura, y la escultura de Simón Bolívar montando un caballo -que se encuentra en la parte exterior del Monumento-.

 

Así mismo, se exhibe una especie de pintura rupestre y seis videos en los que, por ejemplo, se ve cómo una mula se resiste a entrar a un avión, la precariedad de los vuelos en Colombia y los escombros dejados por accidentes aéreos que son visitados por turistas.

 

"Los videos fueron grabados en al selva colombiana, en la Orinquía y en la Amazonía y en Islandia, Francia y Suiza. Somos más de practicas, de salir al territorio, de viajar para entender", expresa Piñeros.

 

Fue en 2017, cuando hicieron parte del Programa C del Museo de Arte Moderno de Medellín, que los artistas pudieron empezar a hacer el primer video. Cuando salió la convocatoria del Premio Luis Caballero pudieron continuar su investigación.

 

"Fue la oportunidad perfecta para culimnar el proyecto y hacerlo en Los Héroes, zona que escogimos por la idea de modernidad que hay allí que nunca se logró. Nuestros proyectos hablan de esa falsa modernidad y esa falsa idea de progreso, como Colombia que quiere ser moderno pero el contexto no lo permite", manifiesta Piñeros.

Afiliado

Copyright © 2019 Periódico Arteria. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de sus contenidos, así como la traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. www.periodicoarteria.com.