¿Qué artistas pintaron a los protagonistas de la independencia?

Como parte de las actividades para conmemorar el bicentenario, el Museo Nacional de Colombia presenta, hasta el primero de marzo de 2020, la exposición ‘Pintores en tiempos de la independencia’.

Diciembre 15 de 2019

El rostro de Simón Bolívar que ha sido retratado a lo largo de dos siglos y reproducido en estampillas, libros escolares y pinturas, entre otros objetos, ha cambiado tanto, que una de las versiones que el Museo Nacional presenta como parte de la muestra ‘Pintores en tiempos de la independencia’, en las aparece con un bigote prominente, podría parecer falsa al ser la menos difundida.

“Uno podría decir: ese no es el Bolívar que yo conozco, pero resulta que él se afeitó y nunca más se volvió a dejar crecer el bigote en 1825. Pero, cuando venció en Boyacá, tenía un gran bigote, cabello ensortijado, estaba un poquito más tostado por el sol y no era una persona muy blanca, a diferencia de como se le retrataba, de una forma más europeizada, porque las imágenes fueron a Europa y fueron transformadas”, cuenta Daniel Castro, director del Museo Nacional.

La muestra busca alejarse de las representaciones poco fieles de los protagonistas de la Independencia y, a través de las obras de tres artistas de la época -José Gil de Castro (1785-1837), Pedro José Figueroa (1770-1836) y José María Espinosa (1796 -1883)-, acercar al público a una apariencia física más exacta que la que tal vez tiene el público en la mente.

Estamos viendo las obras originales y los rostros originales de esos héroes, porque fueron estos artistas quienes los conocieron y los captaron por primera vez”, explica Castro.

El punto de partida para esta muestra fue que, en Perú, el Museo de Arte de Lima presentó una gran exposición dedicada a José Gil Castro, pintor de los libertadores del sur del continente, luego de una investigación que duró cinco años. Posterior a ello, la muestra estuvo en Santiago de Chile, en el Museo Histórico Nacional.

Nos llamó la atención porque este pintor fue contemporáneo de un artista que para nosotros es casi la contraparte, porque fue el pintor que tuvo al frente a los grandes héroes de la Independencia en esos países, como José María Espinosa. El primer deseo que tuvimos fue hacer una exposición con esos dos nombres y empezamos a establecer contactos”, relata Castro.

Tras ese primer contacto, Castro viajó hasta el Museo de Arte de Lima y le planteó el proyecto a la Embajada del Perú en Colombia, quienes mostraron su interés. Luego, llamó a las curadoras Carolina Vanegas (colombiana) y a Laura Malosetti (uruguaya); esta última participó en la exhibición en Perú.

Gracias al trabajo curatorial, se identificó a un tercer artista, el colombiano José Gil de Castro, el menos estudiado de todos. “Nos quedó un grupo de tres grandes artistas: Pedro José Figueroa, José Gil de Castro y José María Espinosa. Es algo inédito, porque es la primera vez que, a escala latinoamericana, los ponemos juntos. Además, fueron quienes generaron el registro de los protagonistas de la Independencia en nuestros países”, señala Castro.

Son 130 obras las que se presentan en la muestra: algunas fueron traídas desde el Museo de Arqueología e Historia del Perú (fueron prestadas en esta ocasión, pero según cuenta Castro, no volverán a salir de Perú), desde museos de Santiago de Chile y de Buenos Aires; otras pertenecen a la colección del Museo Nacional y a colecciones públicas y privadas de diferentes instituciones colombianas. 

En el marco de las conmemoraciones de los 200 años de creación de Colombia, el Museo Nacional organizó la muestra en cuatro ejes: ‘Cuerpos gloriosos’, ‘Muertes ejemplares’, ‘Paisajes heroicos´ y de ‘Súbditos a ciudadanos’.

En ‘Cuerpos gloriosos’ se muestra cómo se originó la representación de las imágenes expuestas, pues estos artistas tuvieron contacto directo con los retratados, y se explora cómo el rostro y el cuerpo de los héroes se plasmaron en imágenes que fueron veneradas y reproducidas a lo largo del tiempo.

“Es clave señalar que estas obras se pintan, parece un poco elemental, pero hoy para las nuevas generaciones esto es casi impensable, pues era una época en la que no existía la fotografía, ni el cine ni la televisión, sino un trabajo artístico muy detallado”, explica Castro.  

En ‘Muertes ejemplares’, se muestra cómo ciertos rituales con los que se construyó la patria se heredaron de tradiciones religiosas. En virtud de dichos rituales, quienes lucharon por la libertad fueron considerados víctimas civiles sujetas a tortura y muerte por sostener la causa revolucionaria, lo que los llevó a ser identificados como mártires de la patria. En Colombia, esta tradición se encarna principalmente en la figura de una mujer: Policarpa Salavarrieta, y en Perú ocurre algo similar con la imagen de José Olaya. Ambos sacrificios los hicieron merecedores del culto patriótico.

Castro señala que, en relación a este apartado, se expone un cuadro que pertenece a la Quinta de Bolívar, en cuyo fondo se ve que hay un retrato que corresponde a otra obra, el cual no había sido identificado hasta el momento. Gracias a la investigación hecha por el Museo Nacional para esta exposición, se descubrió que la identidad del retratado corresponde a Fernando VII.

“A esta obra se le hicieron estudios, radiografías y análisis de pintura y se comprobó que la persona que está pintada debajo es el rey Fernando VII, monarca contra el que estaba luchando Bolívar y a quien vence en Boyacá y en el Pantano de Vargas”, explica Castro.

En ‘Paisajes heroicos’ se presentan las formas de representación del paisaje y el territorio como lugares de identificación y construcción de memoria de las nuevas naciones americanas.

 

Y, por último, en ‘De súbditos a ciudadanos’, “se muestra la transición entre el proceso republicano en el que éramos súbditos de la corona española y al haber vencido y creado condiciones de Independencia, se cambiaron las condiciones. Ya no nos debíamos a un rey, sino que pasamos a ser ciudadanos con restricciones. Acá se identifican a personas, mujeres y grupos humanos que muestran esa transición”, dice Castro.

La exposición estará abierta hasta marzo de 2020. 

Afiliado

Copyright © 2020 Periódico Arteria. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de sus contenidos, así como la traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. www.periodicoarteria.com. Pet friendly