El arte luego del porno: dos artistas cuestionan lo explícito

Obras de Hilario Ávila y Rubén Barrios componen la exposición ‘Explícito’, abierta en la Galería La Escuela, en Barranquilla, desde el 17 de octubre y hasta finales de noviembre.

Octubre 13 de 2019

Hilario Ávila se considera a sí mismo más que un buen dibujante, un buen copista. “Copiar es una labor placentera, que me permite reflexionar sobre lo que estoy viendo y haciendo. Soy un fanático de la anatomía, pues el cuerpo humano involucra una serie de formas y elementos que no encuentro en otra cosa”, explica el artista.

Ávila y Rubén Barrios presentan la exposición ‘Explícito’, abierta en la Galería La Escuela, en Barranquilla, desde el 17 de octubre hasta finales de noviembre.

 

Cuando comenzó a dibujar cuerpos, Ávila no tenía cómo pagarle a un modelo, así que recurría a fotos de internet. “Por desgracia, o por fortuna, cuando uno busca cuerpos desnudos en internet encuentra pornografía. Al principio excluía este tipo de contenidos y usaba esa mínima parte que no era explicita, esa parte erótica que no mostraba en detalle las partes íntimas”, dice Ávila.

 

Pero, tras su repetida negación a hacer uso de esos contenidos, empezó a preguntarse por qué las imágenes explícitas no podían hacer parte de sus dibujos y concluyó que la pornografía también era susceptible de ser analizada estéticamente. Las nuevas imágenes que creó hacen parte de la exposición ‘Explícito’, curada por Ernesto Recuero, que se podrá ver desde el 17 de octubre, en la Galería La Escuela, en Barranquilla.

 

Para Recuero, esta muestra más que estar enfocada en el cuerpo humano, es una narración sobre la mirada. “Lo explícito no está en la imagen, sino en el concepto de la mirada. Muchas de las prácticas del ver poseen cargas morales, condicionadas por construcciones sociales y políticos, dejando como consecuencia la imposibilidad del disfrute de la imagen producida por la labor del artista”.

 

A Ávila le interesa cuestionar cómo se ven las cosas y la idea que tiene el porno de llevar el sexo a un nivel superior y venderlo como una experiencia real. “Detrás hay toda una parafernalia y todo un ejército de producción audiovisual para lograr que las imágenes parezcan reales. ¿Qué tan real es la experiencia pornográfica en relación al sexo? Igual pasa con el dibujo, ¿qué será lo que estoy viendo? ¿Es una foto o un dibujo? ¿Es porno, es arte?”, plantea el artista.

 

En ‘Explícito’ también aparece el trabajo del artista Rubén Barrios, a quien le interesa buscar imágenes pornográficas en internet, para luego pasarlas por un proceso de dibujo digital, alterarlas con programas de edición y lograr así nuevas imágenes a partir de fragmentos de esas imágenes iniciales.

 

Existe una preocupación por revisar unas ideas hegemónicas del cuerpo con una mirada homoerótica que permite otras narrativas sobre la representación de la masculinidad y que también cuestiona otras maneras de ver el cuerpo y lo sexuado”, dice Barrios.

 

 

¿Qué piensa el espectador?

 

A través de sus dibujos hiperrealistas (que describe como rayas y puntos sobre una superficie bidimensional) Ávila cuenta que confrontó la opinión que tenía frente a la imagen generada por la pornografía. En ese sentido, le interesa que el público juegue con esa imagen.

 

Busqué generar un diálogo en torno a qué piensa la gente sobre lo que hay detrás de la pornografía, pero no solo desde el tema del placer o del espectador que la consume, sino desde otros tipos de pensamiento. “Me encontré con una crítica desde lo feminista, sobre cómo se objetualiza y se maltrata a la mujer desde la industria pornográfica que está basada en estereotipos machistas, pero también me encontré con chicas que la usan cómo una forma de liberar esa opresión que se tiene de lo femenino desde lo masculino”, cuenta Ávila.

 

El propósito de ambos artistas es llevar esas imágenes al plano estético para poder verlas de otra manera, no como “se ve el porno usado para excitar y buscar autosatisfacción sexual”, manifiesta Ávila.  

 

‘Explícito’ se enmarca dentro de los procesos de investigación, titulados Masa Crítica, desarrollados por la Galería La Escuela. La muestra es el resultado del Grupo de Investigación Visuales del Caribe, Videns, de la Universidad del Atlántico que tiene como principal propósito promover y promocionar las artes audiovisuales en el Caribe.

Afiliado

Copyright © 2019 Periódico Arteria. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de sus contenidos, así como la traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. www.periodicoarteria.com.