Los retos del 45 Salón Nacional de Artistas, en Bogotá 

Luego de 13 años de visitar otras ciudades, el Salón Nacional de Artistas, creado en 1940, realizará su edición número 45 en el centro de Bogotá.

Publicado: agosto 18 de 2019

JESSICA MITRANI - SAA_6214_cSashaArutyun

Jessica Mitrani, (fragmento). / Cortesía 45SNA

"EEl sentido del 45 Salón Nacional de Artistas es ‘El revés de la trama’, que quiere ser un
subtítulo, porque el Salón se propone como una invitación a distintos curadores, artistas y equipos curatoriales para que cada uno proponga su proyecto. Encontramos la idea de la trama, construida por unas relaciones y unas redes. Y, la idea del revés: lo que está detrás, lo que no se ve o lo que está sin estar”, explica Alejandro Martín, director artístico de esta edición del evento, sobre el nombre del mismo.


Con siete propuestas curatoriales, entre el 14 de septiembre y el 4 de noviembre, se
presentará el trabajo de más de cien artistas en exposiciones, acciones, performances, residencias, conversatorios y recorridos. “Para mí era importante configurar un equipo que se planteara muchas relaciones diferentes y una manera de trabajar distinta. En ese sentido, quería que el Salón no sucediera solo en las sedes ni que fuera solo exhibiciones de obras puestas en el espacio, sino que existieran muchas dimensiones”, explica Martín.


Este año, la página web del Salón también será permeada por la curaduría. Además, se involucrarán publicaciones, espacios independientes y colectivos. Para Martín, esta edición supuso un reto por ser en Bogotá, “porque, finalmente, es la capital, pero el ‘ecosistema artístico’ ha cambiado muchísimo. Artbo se ha posicionado internacionalmente como la institución artística colombiana y, aunque han hecho muy bien, las ferias son todas prácticamente iguales y su manera de mostrar el arte, para mí, es algo que debemos pensar”.


Para José Horacio Martínez, cocurador de la edición 41, en Cali –que suele ser reconocida como una de las más exitosas– considera que, pese a que el Salón sigue siendo importante, la cercanía a circuitos internacionales reconocidos de eventos como Artbo, Barcú y la Feria del Millón “restan importancia al evento que fue antes el más relevante de las artes plásticas de nuestro país”.


Pese a ello, ‘la vara’ del Salón Nacional sigue siendo alta, así como las expectativas de los artistas, críticos y curadores de arte. El curador independiente Javier Mejía, que trabaja en el Caribe, “espera que sea diverso, con una mirada completa a los artistas de las regiones”. Martín explica que para el desarrollo de esta edición los curadores hicieron una revisión de los Salones Regionales: “El Salón funciona muchas veces como un péndulo. En esa dinámica, esta edición no propone un
cambio radical, sino que recoge cosas que se han hecho en las anteriores versiones”.


Wilfrid Massamba, director de la galería African Diáspora, ubicada en Bogotá, especializada en arte hecho por artistas afrodescendientes, manifiesta que espera “encontrar muchos artistas afrocolombianos, para que sea más diverso, pues en otras regiones de Colombia es difícil desarrollar el arte, la pintura, la fotografía…”. Ante esta dificultad, Steven Guberek, director de la galería bogotana SGR, dice que espera que “al ser en Bogotá, sea mucho más abierto de lo que fue el Salón Nacional en Pereira –el cual le pareció excelente– que tuvo un resultado curatorial interesante, y no que presente una visión centralizada del arte”. Martínez
añade que ediciones como las de Medellín y Cali dejaron una profunda huella, y por eso, el reto es superar aquellos trazos.

 

En ese sentido Martín dice: “Esta iniciativa de los distintos proyectos la armé viendo
las cosas más interesantes de salones como el de Pereira o las exposiciones curadas en Medellín”. Destaca que también tendrá un componente internacional (que ha venido apareciendo desde Medellín): “lo interesante es que en las exposiciones se pueden ver distintas señales de cosas que están pasando en el arte, así como propuestas de lo que debería ser el arte en el futuro, pero no solo en Colombia, sino en el mundo”. Respecto a la validez del Salón en el momento actual, todos coinciden en que es importante que el Salón siga existiendo, pues es una forma de que los artistas que allí participan sean reconocidos. “Si no existiera, ¿dónde se generarían
esos espacios?”, pregunta Javier Mejía.


Martín trae a colación una frase de la artista Beatriz González: “‘Qué cambien el
Salón como quieran, pero que no dejen de hacerlo’. Con la debilidad de instituciones
que tenemos acá es impresionante que siga de pie. Pero, también es algo raro, pues solo los países muy aislados mantienen un salón nacional como evento principal del arte”.


Y es cierto, la mayoría de países han mutado a bienales de arte, con una fuerte presencia de arte internacional. “Si hablas con alguien de afuera sobre el Salón Nacional, la mayoría no entiende y hay que decirles que es la bienal colombiana. Pero, no es igual, porque sigue siendo una exposición nacional, principalmente,
que obedece a una historia”, concluye Martín.

Conozca acá las ocho curadurías del Salón Nacional de Artistas, que se verán en 11 sedes del centro de Bogotá.

Afiliado

Copyright © 2019 Periódico Arteria. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de sus contenidos, así como la traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. www.periodicoarteria.com.