Qué sucederá con los columbarios del Cementerio Central de Bogotá

El Consejo Distrital de Patrimonio Cultural declaró las estructuras funerarias Columbarios del Cementerio Central como  Bien de Interés Cultural Distrital (BICD). Esto no incluye la obra ‘Auras Anónimas’ de Beatriz González, quien en el 2009 pintó allí más de 9.000 seriados con seis motivos distintos. En el lugar ya empiezan a reaparecer nombres de quienes fueron inhumados allí.

Septiembre 13 de 2020

Entre otros integrantes el Consejo está compuesto por representantes del Instituto Distrital de Turismo, el secretario de Cultura que lo preside, un representante de la Secretaria de Hábitat, un representante del Archivo de Bogotá, un representante de los consejeros de Patrimonio, representante de pueblos étnicos, Sociedad Colombiana de Arquitectos, un representante de los dueños de bienes de interés cultural, la directora de Patrimonio de Planeación Distrital, de la Secretaria de Planeación; puede que se me pasen algunos. También hay representantes de la sociedad civil y del Distrito.


Hablamos con Patrick Morales Thomas, Director del Instituto distrital de Patrimonio Cultural acerca de las implicaciones de esta declaración y el porvenir de los columbarios.


-¿Cuáles son las implicaciones legales ahora que se da un concepto positivo para declarar los columbarios bien de interés cultural?

-El Instituto propuso al Consejo Distrital de Patrimonio propuso la declaratoria de los columbarios como BICD. Quienes votan el concepto positivo son los consejeros de Patrimonio de Bogotá. El IDPC no tiene voto en el Consejo Distrital de Patrimonio.


Legalmente significa que los columbarios ya están en el régimen de protección distrital a nivel patrimonial, quiere decir que los columbarios en este momento ya no pueden ser modificados salvo para hacerle una intervención con los cánones de la intervención patrimonial. Fueron declarados en categoría tipológica, es decir, que hay que conservarle toda su forma, digamos, en su estructura original; esa es la implicación que tiene.


Esta fue una declaratoria muy particular porque los columbarios ya están protegidos porque son bienes de interés cultural del orden nacional. Ellos ya tenían protección del orden Nacional, en ese sentido, la declaratoria es un poco más simbólica porque ya estaban protegidos y se está terminando un plan especial de manejo y protección por parte del Ministerio de Cultura para tener un plan a corto, mediano y largo plazo para la protección de todo el Cementerio Central incluidos los Columbarios. 


-Lo que se discutía en EL 2018 era que se construiría un espacio para la contemplación donde habría actividad cultural y deportiva, eso decía María Claudia López, la Secretaria de Cultura de entonces, ¿eso sigue en pie, se puede hacer?

-La solicitud que se le hizo al consejo en el 2018 fue quitarle la categoría de protección, que la tenía desde el 2007, para realizar allí un parque recreativo que fue complementario al parque de la Reconciliación ubicado más abajo (sobre la Calle 26). 


En ese momento se solicitó la exclusión de los Columbarios a nivel distrital y esto fue aprobado por el consejo en el 2018 porque la intervención que ellos habían previsto en la administración pasada intervenir o sustraer del área dos de los columbarios, y hacer una serie de canchas deportivas, no de recreación pasiva sino de recreación activa.


Entonces,La idea era complementar ese parque con otro parque con canchas y las zonas para recreación activa. Nuestra propuesta implica no tocar los columbarios, pues ya quedan en categoría de clasificación tipológica, y no hacer un parque recreativo sino uno contemplativo, para la memoria, en homenaje a los distintos estratos de memoria que convergen en los columbarios.


Allí está la memoria de las personas de clase popular que fueron enterradas durante varias décadas tanto en los columbarios como en el suelo y la relevancia que le dio la intervención de la maestra Beatriz González con su obra Auras anónimas en el 2009.


Un poco la declaratoria lo que tiene es un sentido de visibilizar identidades y vidas que normalmente estaban invisibles pues no son los grandes personajes que tenemos enterrados en nuestro Cementerio Patrimonial; son personas que fueron enterradas allí y de las cuales la ciudad conoce realmente muy poco.


-La intervención Auras anónimas no ha sido protegida por el Ministerio de Cultura, ¿tampoco estaría protegida por esta declaratoria distrital?

-La declaratoria no cubre la obra Auras anónimas pero, en la intervención que tenemos prevista con el Instituto, con recursos que ya están en el Plan de Desarrollo, sí hay una conversación con la maestra Beatriz para que la obra sea restaurada.


Que sea en unos materiales que tengan una presencia más duradera y que hagan parte integral de la intervención que vamos a hacer, esto es una conversación que estamos arrancando con ella. La declaratoria efectivamente no declara a la obra sino declara a los Columbarios.


-La obra Auras anónimas, desde una interpretación de conservación patrimonial, podría también considerarse una afectación a los columbarios. No hay que olvidar que esa obra era temporal ¿por qué, entonces, conservar los casi 10 mil columbarios intervenidos y no un fragmento de estos?


-Es un debate interesante que vamos a abrir en una conversación con la maestra Beatriz. En un foro que tuvimos sobre columbarios, unos días atrás, algunos académicos planteaban la posibilidad de que la obra de la maestra empezara a dialogar de otra manera, por ejemplo, con los nombres que estaban en la pintura que recubre al columbario.


Lo que ha pasado con el tiempo es que la pintura se ha ido cayendo y se ven nombres de las personas que estaban en los columbarios. Una propuesta sería cómo hacer dialogar la obra de la maestra con esos nombres, que ya no sean solamente las impresiones de los seis motivos de los cargueros de la maestra, sino que empiecen a dialogar con esas otras identidades de gente del común; en principio lo que se ha hablado es conservarla en su integralidad.


Parece que los columbarios comenzaran a hablar, empiezan a dejar ver nombres, las plantas se empiezan a subir, hay un paso del tiempo muy interesante, entonces, habría que ver de qué manera la intervención que vamos a hacer, de la mano con la maestra, permite que el paso del tiempo siga como manifestándose y dialogando con otras expresiones de memoria o, eventualmente, otras expresiones artísticas. Es un punto muy interesante que hay que seguir trabajando con la maestra.


-¿Para cuándo están planeadas esas intervenciones?


-Arrancamos este año con primeros auxilios para evitar que las lluvias sigan deteriorando en particular dos columbarios que están muy deteriorados, tienen huecos en el techo. Entonces, este semestre arrancamos con los primeros auxilios a los columbarios, es decir, sobrecubiertas en dos columbarios y el otro año comienzan los estudios y diseños estructurales, toda la contratación de la licitación para, en 2022, hacer la intervención integral de los cuatro columbarios y, paralelamente, el diseño paisajístico de trabajo con los marmoleros, con la gente de la localidad de Los Mártires y todo el trabajo de integración patrimonial.


También hay unos valores inmateriales en el predio relacionados con los rituales fúnebres entonces la idea es hacer un trabajo participativo con la comunidad y con los actores del cementerio.

Afiliado

Copyright © 2020 Periódico Arteria. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de sus contenidos, así como la traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. www.periodicoarteria.com. Pet friendly