Ofrecen recompensa por responsables de derribamiento de monumento del conquistador Sebastián de Belalcázar


Una recompensa de hasta 5 millones de pesos a quien de información de los responsables del derribamiento de la estatua del conquistador Sebastián de Belalcázar, acaba de ser ofrecida por las autoridades de Popayán.


Septiembre 18 de 2020

Imágenes de twitter

Una recompensa de hasta 5 millones de pesos a quien de información de los responsables del derribamiento de la estatua del conquistador Sebastián de Belalcázar, acaba de ser ofrecida por las autoridades de Popayán.


“Hemos sostenido una importante reunión de seguridad esta tarde (ayer, jueves) con el general Vargas, con los viceministros del Interior y de Defensa (…) y hay unas decisiones muy importantes”, dijo el alcalde de Popayán, Juan Carlos López, al referirse a las medidas que adoptará su administración sobre el derrumbamiento por parte de indígenas de la estatua del conquistador Sebastián de Belalcázar.


El Alcalde hace le pronunciamiento luego de que el miércoles 16 de septiembre miembros de las comunidades Pijao, Nasa y Misak jalaron con cuerdas la estatua de Belalcázar, ubicada en el Morro del Tulcan, hasta hacerla caer al piso donde se partió por el impacto. Previamente, le habían realizado un juicio simbólico al conquistador por sus varios delitos, entre ellos el de genocidio.


El mayor general Jorge Luis Vargas, director de Seguridad Ciudadana de la Policía, anunció una investigación criminal de la Policía Nacional y del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía. 


“Están identificando a los responsables de ese daño al patrimonio cultural de la ciudad de Popayán, que es un delito. Es prioridad, reitero para la Policía, para la Fiscalía, pero, por supuesto, para Popayán, identificarlos. 


"Desde ayer se ha ofrecido una recompensa de hasta 5 millones por la identificación de los responsables de este delito”, dijo el oficial.


Agrego que “con prioridad se han desplazado unos investigadores desde Bogotá para apoyar, precisamente a la seccional de investigación criminal de Popayán”.


Antes, la ministra de Cultura de Colombia, Carmen Inés Vásquez, deploró el derribo de la estatua del conquistador (1480-1551) por parte de personas de comunidades indígenas en Popayán. 


Como reacción, ciudadanos se han expresado en las redes sociales con el #AlcaldeFuiYo, como una crítica a la decisión de la Alcaldía de Popayán. "Hoy la juventud de Popayán ha lanzado la campaña #AlcaldeFuiYo en respaldo a la lucha del pueblo indígena, en su juicio popular a #SebastianDeBelalcazar", dice uno de los mensajes en twitter.

 

El derribamiento del monumento que rinde homenaje a quien durante la Conquista subyugó a indígenas del sur de Colombia, Perú y Ecuador, fundó Cali, Popayán y realizó la fundación española de San Francisco de Quito (ya existía, poblada por indígenas, que la quemaron antes que entregarla). También buscó El Dorado, según dice  el sitio del Banco de la República de Colombia.


“Los monumentos públicos son un museo abierto (…) hacen parte del patrimonio cultural de la Nación”, dijo en un video publicado en Facebook. Agregó que el Mincultura “lamenta y rechaza los actos violentos” a la estatua del conquistador español e hizo un llamado a que las manifestaciones de la comunidad sean en forma pacífica.


“Hemos comunicado al señor Alcalde de Popayán que lo acompañaremos en la restauración de este monumento”, agergó.


La noticia del derribo de la estatua ecuestre ha sido ampliamente reseñada por medios de comunicación de todo el mundo. 


En los hechos del miércoles 16 de septiembre, miembros de las comunidades Pijao, Nasa y Misak jalaron con cuerdas la estatua de Belalcázar, ubicada en el Morro del Tulcán, hasta hacerla caer al piso donde se partió por el impacto. Previamente, le habían realizado un juicio simbólico al conquistador por sus varios delitos, entre ellos el genocidio.


La alcaldesa de Silvia (Cauca), Mercedes Tunubalá Velasco hizo un llamada a la calma: “Entendemos el descontento de quienes se movilizan a las calles no solo en el Cauca sino en el país entero, hay clamores y exigencias fundamentales para la vida, la paz y la dignidad”, dijo en un comunicado.


Además invitó la Alcaldía de Popayán “al diálogo conjunto sobre los hechos sucedidos en el Morro de Tucán, no tomar decisiones apresuradas y escuchar el llamado al reconocimiento y dignificación de los pueblos ancestrales”.


El alcalde de Popayán, Juan Carlos López, dijo que reinstalará la estatua: “Mi misión es proteger los bienes públicos. Tenemos que recuperar esa estatua y volverla a instalar".


La estatua ecuestre de Sebastián de Belalcázar fue elaborada por el artista español Victorio Macho. Fue inaugurada en 1937 y estaba ubicada en la cima del Morro de Tulcán, en Popayán, según dice la sección cultural del Banco de la República. 


Victorio Macho (1887-1966) fue un escultor de cierto renombre –para algunos no suficientemente reconocido, para otros no tan importante– especializado en monumentos que fueron encargados y emplazados en América y España, dedicados por igual a conquistadores como Belalcázar o a próceres como Bolívar.


 Durante la dictadura de Franco viajó por América y estuvo varios meses en Colombia. Una obra suya es también el Belalcázar ubicado en Cali. Tiene obras en los Jardines del Retiro (Madrid), el busto de Unamuno en la Universidad de Salamanca y el monumento a Rafael Uribe Uribe, en el Parque Nacional, en Bogotá (donde participaron otros artistas).

Afiliado

Copyright © 2020 Periódico Arteria. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de sus contenidos, así como la traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. www.periodicoarteria.com. Pet friendly