Jota Mombaça presentó su obra 'Así desaparecemos'

La ‘performer' brasilera presentó el 2 de octubre, en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, una acción que denunció censura en Colombia y Brasil.  

Publicado: octubre 01 de 2019

Actualizado: octubre 02 de 2019

Este miércoles 2 de octubre, en la zona verde del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, la artista Jota Mombaça (1991) presentó la performance ‘Así desaparecemos’, frente a la obra ‘Auras anónimas’ de Beatriz González, que está ubicada en el Cementerio Central y se ve desde esta institución.

Mombaça, quien vino a Colombia en el marco del 45 Salón Nacional de Artistas, realizó una acción en la que leyó textos escritos por víctimas del conflicto en Colombia y que luego quemó como metáfora de la censura. “Es una reflexión performativa sobre los procesos de quema de archivos históricos que han sucedido en mi país y acá en Colombia”, contó.

La artista trans se refiere a la orden que se dio en Brasil, en 1892, de quemar todos los documentos relacionados con la esclavitud tras su abolición y el incendio del Museo Nacional en Río de Janeiro, en 2018.

Luisa Ungar, curadora del apartado ‘Lenguajes de la injuria’, el cual reúne performances como la de Mombaça (que involucran texto y lenguaje) explicó que esta acción, realizada específicamente para el Salón Nacional, incluyó material del Centro de Memoria.

“La artista también partió de la idea de relato histórico que condensa el Centro de Memoria y que es resultado de años de investigación, pero que, según la nueva Dirección de esta institución, no representa lo que ha sido el conflicto en el país”, explicó Ungar.

Mombaça hace este tipo de denuncias a través de su cuerpo, porque considera que es la mejor forma de poder hablar de las amenazas del resurgimiento del fascismo y el totalitarismo actualmente.

“Intervengo en la realidad desde la ficción y es uno de los grandes elementos de mi obra. Yo trabajo con ficciones especulativas, imaginaciones del futuro, también como una manera de disputar el futuro desde mi corporalidad, mi comunidad, desde historias del cuerpo como el mío, que han sido marginalizados por los sistemas de control social”, comentó Mombaça.

A Ungar le interesaba mostrar el trabajo de “artistas que están pensando en la diferencia” (de ahí que el título de la curaduría sea ‘Lenguajes de la injuria’), pero “desde lo poético, no desde lo panfletario”. Mombaça, a quien conoció hace unos años en la Bienal de Berlín, le llamó la atención debido a que se mueve entre la escritura y la performance y hace una revisión de la colonialidad como sistema de reproducción de la guerra y del cuerpo como lugar y objetivo del colonialismo.

Fue un momento para hablar de las fracturas históricas que componen la historia de Colombia, Brasil y el mundo colonizado”, dijo Mombaça.

Afiliado

Copyright © 2020 Periódico Arteria. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de sus contenidos, así como la traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. www.periodicoarteria.com. Pet friendly